Subscribe to Zinmag Tribune
Subscribe to Zinmag Tribune
Subscribe to Zinmag Tribune by mail

LA EDAD DORADA

9:42 Publicado por Revista C4
LA  EDAD DORADA
Por: Pilar Fonseca


Hace solo unos días vino a mi consulta un señor de edad avanzada, él estaba muy afligido y sentía  pocas ganas de vivir, decía con desconsuelo que no tenia fuerzas ni ganas y lo único que realmente anhelaba era partir de este mundo. Ver su mirada cansada y la desesperación en su rostro me conmovió profundamente y por eso hoy quiero compartir con ustedes algunas pensamientos sobre esta maravillosa edad.
 Al pasar de los años, la experiencia nos hace mas sabios y acertados, con el tiempo el pelo cambia de color la mirada se torna profunda y serena y la experiencia nos permite mirar con cierta tranquilidad a nuestro alrededor.

Al llegar a la tercera edad toda alegría se ve menguada ante el deterioro de las facultades, las cualidades físicas además por el temor y la incertidumbre ante la muerte.
Esta edad debería ser el momento, en que gracias a las experiencias vividas se recojan los frutos maduros de la evolución interior y exista gozo de poder compartir con los jóvenes todo ese cúmulo de experiencias aciertos y desaciertos que enriquecieron su vida sin embargo hoy en día vivimos en una sociedad en donde los abuelos son marginados e incluso aislados y todo ese conocimiento se tira al bote de basura.

La tercera edad es el momento de recordar a Dios ya que es a esta edad donde alcanzamos el grado mas alto de dedicación a la vida espiritual en esto radica la belleza del alma.

Una historia de viejitos

En una casa vivía un abuelo que comía con su familia todos los días ,de repente comenzó aperder cada ves mas sus facultades su pulso se hizo mas débil y por supuesto regaba y ensuciaba el comedor razón por la cual su hijo lo llevo a comer en la cocina de la casa  y le dieron platos de madera para que ya no rompiera los de la bajiílla un día cualquiera el señor regreso a casa y encontró que su hijo de 10 años estaba tallando un pedazo de madera y su padre le pregunta intrigado que hacia el niño responde: “estoy tallando el plato donde te daré de comer cuando seas un viejo”. El hecho impacto tanto al señor que trajo de vuelta a su padre al comedor.  Honremos a los abuelos instemos a nuestros  hijos a amar obedecer y respetar la edad dorada y así fortaleceremos la moral de la sociedad que esta siendo conducida por mujeres y hombres relativamente jóvenes que deberían volver la mirada a la experiencia y sabiduría.
Reacciones: 
You can leave a response, or trackback from your own site.

0 Response to "LA EDAD DORADA"

Publicar un comentario

Revista C4

My Blog List